Saltar al contenido

PCBox Irun patrocina ‘DreamBack VR’, un videojuego de terror psicológico

30/10/2020

PCBox Irun ha patrocinado el desarrollo de DreamBack VR, un videojuego de Realidad Virtual (RV) creado por una joven empresa de Hondarribia (Guipúzcoa). El juego explota las nuevas posibilidades que la realidad virtual ofrece a un género, el del terror psicológico, con una tradición consolidada en el mundo del gaming.

Campaña en Halloween

DreamBack VR, que se vende online desde junio, está en oferta entre los días 29 de octubre y 2 de noviembre. ¿Te apetece visitar Rickfford Mansion, la casa encantada del videojuego? Lo único que necesitas es un kit de RV y ganas de pasar miedo.

pcbox-irun-torneo
Torneo de gaming organizado por PCBox Irun en 2019.

PCBox Irun: Apoyo al gaming y a los eSports

La esponsorización de PCBox Irún a Come Over Gaming, la empresa desarrolladora del juego, es un reflejo de la pasión de la tienda por el gaming y los competitivos eSports.

Así, este establecimiento PCBox siempre ha dado su apoyo al mundo de los torneos de juegos online. Y lo ha hecho a través de la organización de competiciones, a través de la presencia en salones de eSports y de manga, y a través de patrocinios de modding (personalización de ordenadores de sobremesa).

“PCBox Irun tiene pasión por el gaming”

“Con Rafa Reyes, de PCBox Irun, tengo mucha química”, explica Eneko Celayeta (32 años), el desarrollador del juego y el fundador de Come Over Gaming. “Es una tienda de informática que tiene pasión por la tecnología y el gaming, como yo. Hace ya mucho tiempo que soy cliente, de gaming y de ensamblaje de hardware. Cuando se me ocurrió diseñar un juego, Rafa enseguida me dio su apoyo económico y de comunicación”.

Escalofríos en Rickfford Mansion

“Hemos generado una atmósfera que te atrapa, con una tensión constante”, explica Eneko. “El visitante va aprendiendo acerca del ente que posee la casa, mediante llaves, libros, notas, puzles y enigmas”.

El jugador se pone en la piel del protagonista, el electricista Michael Shurtbell. En la noche del 22 de septiembre de 1992, tiene que ir a arreglar un tendido eléctrico en un bosque inglés. “Para probar si va la luz, se acerca a la residencia más cercana, una casa encantada que guarda muchos misterios”.

La realidad virtual es una tecnología idónea para el género del terror psicológico, que tanto juega con los sentidos y las percepciones del usuario. La gran virtud de este formato de gaming es su capacidad para crear atmósferas envolventes y realistas. Un simple crujido puede sobrecoger al más valiente.

La inmersión a través de los gráficos, la iluminación, el sonido y la historia, ayudan al jugador a experimentar el terror en su propia piel


¿Cómo se ha creado ‘DreamBack VR’?

“En diciembre de 2017, visité el Fun & Serious Game Festival, en Bilbao. Me di una vuelta por la zona de los desarrolladores, donde aprecié el esfuerzo y la pasión que personas de todas las edades habían puesto en su videojuego. Quería experimentar la sensación de dar a luz un juego que pudiese ser disfrutado por mucha gente. Así que, esa misma noche, empecé a escribir la historia. Sin saber casi nada de programación, ni tampoco de game design y guiones de videojuegos, empecé un proceso creativo al que habré dedicado más de 4.000 horas”.

Equipo de ‘game development’

Dada su falta de experiencia en el desarrollo de videojuegos, Eneko se ha rodeado de especialistas en game development. Sin embargo, buena parte del trabajo se lo echó él a las espaldas. “Cuando me propongo una cosa, la tiro adelante. No dejo las cosas a medias. Como mis nociones de programación eran básicas, trabajé con un código más intuitivo, más fácil de hilar. En lugar de lenguajes de programación como C++ o C Sharp, opté por Blueprints”.

Adelanto del estreno por el confinamiento de la COVID-19

La fecha prevista de estreno era diciembre de 2019. “Pero no llegué a tiempo”. Atrasó el lanzamiento hasta otoño de 2020. Y ocurrió algo que casi nunca acontece en el mundo del gaming: que un lanzamiento se adelante. Lo normal es que se retrasen.

“Con el inicio de la pandemia, me hicieron un ERTE. Así que, durante el confinamiento, pude dedicar a mi proyecto entre 12 y 18 horas al día, durante varias semanas”.

De esa manera fue cómo pudo avanzar el estreno al mes de junio. YouTubers, influencers y medios digitales se hicieron eco del lanzamiento.

El juego está disponible en la plataforma Steam, en la que pequeños y grandes estudios ponen a la venta sus creaciones.

Eneko Celayeta, junto a su padre, Iñaki, presentando su hardware para simulación.

Emprendedor ‘en serie’

Eneko trabaja desde hace 12 años en la empresa familiar, que se dedica a la fabricación de máquinas para panaderías. “He hecho de todo, desde marketing hasta trabajos de mecánica”.

Compatibilizando su dedicación a la compañía familiar, hace ya años que emprende negocios por su cuenta.

En inglés, se acuñó en los años del boom de internet la expresión de ‘serial entrepreneur’, o emprendedor en serie, que bien podría servir para definir al fundador de Come Over Gaming

Hardware para juegos de simulación de conducción

Antes de crear en el mundo virtual la fantasmagórica Rickfford Mansion, había impulsado otro negocio. Curiosamente, guardaba relación con el mundo del videojuego. Pero no los desarrollaba, sino que fabricaba hardware para juegos con simulación de conducción.

“Fabricaba volantes, pedales, frenos de mano, cambios manuales y secuenciales, y sillas que recreaban los movimientos propios de una conducción rápida y agitada”. Las ventas, las hacía online, a clientes de España y de todo el mundo.

Accesorios de calidad y aspecto realista

“Me concentré en unos materiales y unas mecánicas de alta calidad, y con un aspecto muy realista”.

En los inicios de este negocio, fueron de mucha ayuda las instalaciones de la industria familiar, donde dispuso de mesas de trabajo y herramientas especializadas. En 2017, dejó esta actividad, por la saturación del mercado, aunque ahora ha recuperado la venta de hardware de gaming de conducción a través de Come Over Gaming.

Pasión, visión y energía

“No tenía conocimientos de electrónica ni de ingeniería. Pero la simulación de la conducción era un mundo que me entusiasmaba”. Establecía entonces, de esta manera, un patrón de comportamiento a la hora de abordar la actividad empresarial. Si uno no tiene experiencia, no pasa nada, porque lo más importante es la pasión, la visión y la energía que dan vida a un proyecto. A partir de ahí, solo hace falta encontrar un equipo humano con la formación y la experiencia adecuadas para llevar las buenas ideas a puerto.

Citröen Saxo de Eneko Celayeta, en una competición de rally.

Las dos grandes pasiones de Eneko: Los videojuegos y los rallies

La verdad es que la primera incursión empresarial de Eneko no podía ser otra que la de los accesorios de juego para la conducción. Y es que ese hardware unía sus dos grandes pasiones: los videojuegos y la conducción de rallies (de verdad, no con un volante de gaming).

Gaming y coleccionismo de consolas

Desde que siendo un niño se pusiese al mando de una consola Super Nintendo, la afición por los videojuegos ha sido una constante en su vida. “Los videojuegos me engancharon, y no me han soltado. Me han ayudado a desconectar. Para mi, es un gran hobby. Y no hago distinciones. Me gusta tanto jugar con PCs como con consolas”.

Fruto de esa devoción, nació su coleccionismo. Atesora cerca de 30 consolas, y más de 700 juegos. Muchos de estos ítems los ha comprado más tarde, como por ejemplo la primera consola Atari.

Admite Eneko que él sigue siendo de los gamers a los que les gusta comprar el videojuego de forma física, con su packaging. “Me gusta tener la caja”.

Campeón de rally del País Vasco

Lejos del cliché del gamer sedentario, siempre enganchado a la silla, Eneko siempre ha tenido mucho espíritu deportivo. De este modo, su otra gran pasión es la conducción de rallies.

De niño, cámara en mano en los rallies

“Desde que mi padre me llevase a ver un rally cuando yo contaba con ocho años, me enamoré de ese mundo. Cuando era un adolescente, iba a las competiciones a grabarlas. Entregaba las filmaciones a un editor que, a cambio, me regalaba una copia de la edición final”.

Eneko Celayeta, en una carrera de karting.

Campeón vasco de karting

Su debut en el mundo de la velocidad fue en el karting, con 16 años. “En el 2006, participé en un campeonato de karting urbano, que constaba de media docena de carreras, y quedé subcampeón. En el 2008, gané el campeonato vasco”.

Salto a los rallies con un Citröen Saxo

Su carácter competitivo le impulsó a dar el salto a los rallies. Vendió el kart y equipó un Citröen Saxo. “Mi primer rally fue en Cantabria, en 2008. Diluviaba. En el primer tramo, me estampé contra una pared. Siniestro total. Conseguí reparar el coche y, el año siguiente, gané el campeonato vasco junior (18-25 años), tanto de rally como de rally sprint”.

“A partir de ahí, decidí correr para divertirme. En 2010, volqué y me di un buen susto, a pesar de tan solo dislocarme un hombro. Íbamos terceros en la general. Aquel accidente me hizo reflexionar. Decidí que en vez de gastar dinero en aventuras, iba a emprender iniciativas con visión de negocio. Me gustaban los videojuegos y los rallies, así que elaborar hardware de gaming de conducción tenía toda la lógica”.

En 2013, compró un Citröen Saxo “destrozado”, y lo reparó para volver a correr. “Corrí algunos rallies sueltos”. Ahora, de momento, no está compitiendo.